26 noviembre

economía pastoril basada en el caballo fueron fuerzas indiscutibles en la creación y el desarrollo de la ortodoncia veterinaria.

ORÍGENES

No son muchos los que saben que  los orígenes de la odontología equina se sitúen en Mongolia. Las últimas evidencias arqueológicas indican que esta práctica veterinaria se remonta a hace más de 3.000 años. Arqueólogos han encontrado en Mongolia restos de esqueletos de caballos que demuestran que recibieron tratamientos odontológicos. Esta es, hasta la fecha, la evidencia de cuidado dental equino más antigua que se conoce.

Un equipo de académicos dirigido por Willian Taylor, del Instituto Max para la Ciencia de la Historia Humana, ha examinado los restos procedentes de zonas enterramientos de caballos de la antiquísima tribu pastoril “Deer Stone- Khirigsuur” (1.300-1.700 a.C ). Esta cultura es internacionalmente conocida por sus hermosas piedras y monolitos tallados con motivos y figuras de ciervos.

Investigaciones previas muestran que, para los pastores de esta cultura, los caballos eran vitales en su día a día, ya que se convirtieron en ganado para conseguir alimento, y se cree que eran su medio de transporte. Esta última teoría viene dada por evidencia de que este pueblo desarrolló un sistema de adiestramiento que les permitió montar a caballo. Taylor teoriza que la posibilidad de montar a caballo y una economía pastoril basada en el caballo fueron fuerzas indiscutibles en la creación y el desarrollo de la ortodoncia veterinaria. Taylor dijo: “Podemos pensar que el cuidado veterinario es una especie de ciencia occidental -explica-, pero los pastores en Mongolia practican hoy procedimientos relativamente sofisticados utilizando equipos muy simples. Estos resultados de nuestro estudio muestran que una comprensión cuidadosa de la anatomía del caballo y una tradición del cuidado se desarrolló primero, no en las civilizaciones sedentarias de China o el Mediterráneo, sino siglos antes, entre las personas nómadas cuyo sustento dependía del bienestar de sus caballos“.

Otros descubrimientos incluyen el uso de piezas dentales de bronce y metal en las bridas de los caballos que se usaban para montar. Este avance permitía un control más preciso sobre sus caballos, lo cual les permitió involucrarlos en múltiples tareas. Sin embargo, la introducción de estos metales produjo problemas en sus cavidades orales, incluyendo dolores asociados con lo que comúnmente se denomina “diente de lobo”. Taylor y su equipo descubrieron que los pastores, ante ese problema, desarrollaron métodos para extraer el “diente de lobo” similares a los que pueden ser utilizados en la actualidad por personal veterinario especializado. Una vez resuelto este problema, los pastores pudieron conducir sus caballos usando las bridas sin causarlos ningún dolor.

Nicole Boivin, Directora del Departmento de Arqueología del Instituto Max Planck añade: “El estudio del doctor Taylor muestra que la odontología veterinaria, desarrollada por pastores del interior de Asia, puede haber sido un factor clave que ayudó a estimular la propagación de personas, ideas y organismos entre Oriente y Occidente”.

 

FUENTES

https://www.ancient-origins.net/news-history-archaeology/equine-dentistry-0010319

http://www.rtve.es/noticias/20180703/descubren-mongolia-evidencia-mas-antigua-cuidado-veterinario-caballos/1759528.shtml

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR